"PARA VOLVER A RESPIRAR RAÍCES"

Desde aquí podremos enterarnos de nuestros antepasados, que radicaron en el Departamento Paraná, Provincia de Entre Ríos, Argentina. Cualquier consulta dirigirse a: anibaljusto50@ciudad.com.ar









jueves, 29 de abril de 2010

PRIMER CENSO REALIZADO EN EL AÑO 1745

Por supuesto que no fue un Censo como los que conocemos ahora, tan completos y sofisticados.
Pero, aunque no lo crea, hubo un Censo que se realizó en toda la zona de influencia de la Bajada del Paraná, bajo la responsabilidad de los franciscanos cuyo convento estaba en Santa Fe. El motivo fue dar a los religiosos mencionados la posibilidad de recaudar fondos para sus fines, autorizados convenientemente por el Cabildo de Santa Fe.
Llama la atención, pero fue así la autorización lograda por los religiosos, aunque no se sabe si en la práctica lograron efectivizar lo que habían pensado recaudar.
El encargado de esta misión fue Fray Roque del Pino, quién organizó el censo el 1 de setiembre de 1745.
De acuerdo a este censo poblaban la zona los siguientes individuos:
Desde el Arroyo El Saucecito hasta la Costa de Las Tunas (sería la zona de la confluencia de los cañadones El Saucecito y Las Cruces, que conforman en la horqueta que los une el arroyo Las Tunas. La confluencia se produce en las inmediaciones del Cementerio Parroquial de San Benito, hacia el sudoeste).
Francisco Mendoza y su yerno Juan de Retamar; Miguel de Leguizamo; Gerónimo Romero; Juan Barreto y su suegro Blas el Guayreño; Antonio Osuna; Luis Rivero Raposso; Thomas de Figueroa y Florencio Martínez.
en el Arroyo Sauce Grande, Espinillo y Las Tunas, hasta rematar en la capilla:
Diego de Passos y Figueroa; Juan Martínez; Lorenzo Mendoza; Gerónimo y su cuñada; Mateo Tuyango y su yerno Andrés Pereyra; Cucho Montes; capitán Felipe Portillo; viuda de Sebastián de los Ríos; Lorenzo Díaz Pardo, casado con Lorenza Gaete; Juan Mendieta, Alberto Cardoso; Santos Guayreño; Orrego; Román; Juan Saucedo de Porras; Antonio Saucedo; Eusebio Galisto; Chanita Alegre; Ana Osorio; Antonia de Altamirano; Lázaro Pérez; viuda de Pascual de Albornoz; Bernardo Almeida; Lucas Velásquez y su madre; Blas Duré y Francisco Maidana; Sebastián Melgarejo; Juana Ventura Lencinas; Pascual Díaz junto a Aveldaño; Hermenegildo Arguello; Marcos Rodríguez; Miguel de Retamal; Diego Medrano; Baltasar Antúnez; Cristóbal Retamal; Lázaro González; Ignacio Almada; yerno de Andrada; Juan Antonio Contreras; yerno de Chabango; Juan de Alegre; Simón de Andrada ;Simón de Andrada y su yerno Eusebio Lencinas; Teniente Esteban Marcos de Mendoza; Antonio Berón; José Crespo; Margarita Vallejos; la mujer de Lázaro Enrique.
Arroyo Pelado que caea La Ensenada:
Félix Berón con sus entenados; Lázaro Enrique; Ignacio Rufina; capitán Ventura Godoy y sus yernos Roque Caraballo y Lorenzo Bergara; teniente Francisco Albornoz; Lucas; Mateo el Santiagueño; Ignacio Zapata; Juan Bueno; Feliciano Barrientos; Roque esposo de Vicencia; Marcos Francisco; Francisco Alpoin; Francisco Ramírez; María Ábalos Aguará; Francisco Duarte; Antonia Vda. de Monzón; María Monzón; Joaquín Paraguay; sargento mayor Benítez; Salvador y Carlos hijos de Chuma Vera; Juan "Burra" Espinosa; Santiago Ceballos; Melchor de Salazar; Jacinto Soto; Roque casado con la viuda de Gervasio Soto; capitán Tomás Ruti; José Marquez; Gaspar de Zárate; La Fraila; José de Sandoval; Jacinto Arrúa; María de Osorio.
Arroyo Alonso, caminando para La Ensenada:
Capitán José Santa Cruz; Las Lanchis; Teniente Nicolás Argulo; Domingo La Bastida; María Ábalos;Agustín de la Tijera (figura "con una escuela para niños que enseña bien"); Juan de Setúbal; Melchor el Santiagueño esposo de Ramona; Nicolás Monzón; viuda de Juan de la Rosa; Magdalena; capitán Lorenzo Ruti.
Pago de La Manga (se refiere a la actual zona de El Brete de Paraná) y Costa del Paraná:
Teresa Castillo Vda de Arrúa y sus hijos Juan e Isidoro; Antonio Saldaña, su esposa e hijos Manuel y María Dolores; Marcos Luján, su esposa María Dolores y sus hijos María Isabel, Antonio y Ana María; Casimiro Vega, su esposa María Saldaña y sus hijos José y Domingo; Januario Medina, su esposa Francisco Godoy y sus hijos Isidoro y Estanislao; Bartolo Pérez, su esposa Petrona Medina y sus hijos Bonifacia, Juan y Vicente; Magdalena Vda. de Arrúa y sus hijos Juan José, Felipe, Concepción y Josefa; Francisco Martínez, su esposa Marcelina Medina y sus hijos María Tomasa, Prudencio, Melchor, Anselmo, Juan Vicente, Benito y José Santos; Viuda Petrona Duarte; Rosa Martínez viuda de Ávarez y sus hijos Victorio y Leoncio; Susana Vda. de Álvarez y sus hijos José, Pedro y León; Francisca Benítez y sus hijos Mariano, Eugenio y Roque; Andrea Gaitán viuda de ÁLvarez y sus hijos Mateo y Gaspar; Simón Rodríguez, su esposa Juana Álvarez y sus hijos Santiago, Cecilia y Josefa;Francisco Álvarez, su esposa Juana Nichea y su hija Manuela; Alejandro Cerrudo, su esposa Juana María Preyra y sus hijos Félix, Valentín, Mariano y Manuela; Juana Ramírez Vda. de Almada y sus hijos Pedro, Antonia y Francisca; Carlos Almada, su esposa Lucía Ramírez y sus hijos Juan y María; Joaquín Medina, su esposa Cruza Ramírez y sus hijos Martín y Juana María; Gracia Vda. de Ramírez y sus hijos Juliana, María Fernanda y Jacinto; Prudencia Rodríguez Vda. de Soto y su hijo Pedro Antonio Soto; Pascuala Alpoin Vda. de Felipe Cabrera y sus hijos Juana y Magdalena; Benito Sanabria, su esposa Francisca Soto y sus hijos Juana, Manuela, Eufrasia, Ventura, José y Atanasio; Teodoro Porciel, su esposa Martina Alpoin y su hija Manuela; Francisco Núez y su esposa; Ramón Soto, su esposa Agustina Montero y sus hijos Juana, José María, Eleuterio e Ignacia; José Soto, su esposa Ramona Retamal y sus hijos Pedro y Juana; Plácido Cabrera, su esposa Bartola Dure´y su hijo Juan; Basilia Vda. de Manso y sus hijos Roque, Raimundo, Modesta, Josefa y Teodisia; Andrea Márquez Vda. de Gómez y su hijo Rafael; Eugenia Vda. de Soto y sus hijos Pedro, Ventura, Francisco y Paula; Sebastiana Cerrudo Vda. de Arredondo y sus hijos Nicolás e Ignacia; Isidora Vda. de Cerrudo y sus hijos Canciano y Eufrasia; Andrea Cabrera Vda. de Lencina y su hija María; Josefa Monzón Vda. de Salazar y sus hijos Juan Tomás y María de las Nieves; Juan Pablo Gutiérrez, su esposa Mercedes Alarcón y su hija Remigia; Cruza Terraza vda. de Arredondo y sus hijos Manuel, Antonio, Simón, Domingo, Estefanía, María del Rosario, Estanislada y Gregoria; Luisa Terraza Vda. de Rodríguez y sus hijos Rufino, María y Dominga; Marcelo Delgado, su esposa Juliana Suárez y sus hijos Lucas, Máxima y Carmela; Lucas Villagra, su esposa Juana Alvarado y sus hijos Gabino, Gregoria y Justa; Juana Gauna Vda. de González y su hija Simona; Santiago Pereyra, su esposa Narcisa Salazar y su hijo Bernardo; Basilio Lencina, su esposa María Elena Monzón y sus hijos Bonifacia, Isabel, María del Carmen y Pascual; Francisco Monzón, su esposa Josefa Álvarez y sus hijos Vicencia, Tomasa, Laura, Ventura y Margarita; Dominga Vda. de Moreyra; Bartolomé Monzón, su esposa Victoria Albornoz y sus hijos Bernardino, Cándida y Mauricia; Manuel Ceballos, su esposa Barola Nichea y sus hijos Antonio, María Mercedes, Juan y Marcedes; Victoria Vda. de Terraza y sus hijos Gregoria, Marcela, Margarita y Joaquín; Luisa Alfonso Vda. de Alarcón y sus hijos Pablo, Andrea y Rosa; Josefa Velásquez Vda. de Retamal y sus hijos Vicente, Pedro Alcántara, Cipriano, Ventura, José Carlos, Petrona, María Dominga, María Venera y Rosalía; Bautista Ramos, su esposa María del Rosario y su hijo Manuel; Luciano Romero viudo; Antonia Mangari viuda; Orosia Romero viuda y sus nietos Juan Pío y Juan de Dios.
Cuantos apellidos conocidos!... Con abrir una guía telefónica nos encontraremos con todos estos apellidos en Paraná y su zona de influencia; falta aún rescatar los que vivían entre el Arroyo Sauce Grande y Las Tunas, entre el arroyo Espinillo y Quebracho; en total unas ciento setenta personas más.
Se puede decir, sin temor a equivocarnos, que estos son los primeros apellidos del Departamento Paraná.
A partir de entonces se puede ir armando todos los árboles genealógicos de las familias paranaenses, ya que, con algunos pocos años vacíos, la documentación existente en el archivo de la iglesia católica permite confeccionarlos perfectamente.
Ese trabajo ya está realizado hasta el año 1800 aproximadamente y se puede lograr mayor información a través de mi correo electrónico, ya que es imposible insertarlo en el blog por ser muy voluminoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario