"PARA VOLVER A RESPIRAR RAÍCES"

Desde aquí podremos enterarnos de nuestros antepasados, que radicaron en el Departamento Paraná, Provincia de Entre Ríos, Argentina. Cualquier consulta dirigirse a: anibaljusto50@ciudad.com.ar









miércoles, 27 de enero de 2016

FELIPE ENRIQUE CROCCO

FELIPE (FILIPPO GIOVENNALE) ENRIQUE CROCCO, natural de Génova, Italia; fallecido en la misma ciudad italiana el 10 de julio de 1870, habiendo realizado el trámite de defunción Juan Bautista Crocco de 50 años y Serafín Ferro de 30 años; en 1851 se había casado en la Parroquia de San Pedro Telmo de Buenos Aires con ROSA PEÑA, natural de Buenos Aires; sus hijos fueron:
1.- Libia Crocco Peña, nacida en mayo de 1852; casó con Justo Alzugaray.
2.- Dominga Teresa Crocco Peña, nacida en abril de 1855. (vivió con su padre cuando éste estaba en concubinato con Juana Damelis en 1870)

El 23 de setiembre de 1875 Rosa Peña de Crocco se presentó en el juicio sucesorio con su hija Libia, manifestando ser la legítima esposa de Felipe Crocco.
Tenía como propiedades: una casa de alto en la calle San Cipriano, un terreno en la misma calle y un terreno más amplio en calle 4 de Enero, al que llamaba “El Laberinto”, adquirido en sociedad con Juana Damelis a don Juan J. Rojas. Poseía el Molino “Colón” en sociedad con Pedro Dachary, además de los vapores “Libia” y “Enriqueta”.
En 1861 fue cochero del Gobierno de la Confederación, ganado 100 pesos por mes. El coronel Lino Belbey atestiguó que el Presidente Derqui le regaló 400 pesos que dejó depositados en poder del vice presidente Juan E. Pedernera, dinero que le pidió más tarde para comprar lo que llamó “El Laberinto”. Además declaró que Juan Damelis se encargaba de hacer el tapizado de las volantas y carros fúnebres que contaba por entonces. Se trataba de una cochería que tenía en el corralón de Esteban Rams a media cuadra de la Plaza de Mayo, con una casa de alto hecha a su costo, seis volantas de alquiler, diligencias para el interior y un taller de carpintería y herrería en el mismo salón.
Atestiguaron en su juicio sucesorio. Francisco Arigós, español de 56 años, casado, propietario; Ramón Arigós, español de 57 años, viudo, propietario; Salvador Puig, español de 64 años, casado, propietario; y Martín Berduc, francés de 56 años, maestro de carpintería.

FELIPE ENRIQUE CROCCO, estuvo en concubinato con JUANA DAMELI, fallecida en diciembre de 1920 (Prensa de Paraná. 25/12/1920); domiciliados en Monte Caseros N° 96 de Paraná; sus hijos fueron:
1.- Santiago Crocco, nacido el 15 de marzo de 1858, bautizado el Paraná el 30 de abril de 1860, siendo sus padrinos Santiago Derqui, Presidente de la Confederación Argentina y Modesta Cosio; fallecido en junio de 1906. (Prensa de Paraná. 15/6/1906)
2.- Enriqueta Crocco; casó con Ricardo Mors; sus hijos fueron:
2.1.- Juan Florencio Mors, nacido el 23 de febrero de 1880, bautizado el 14 de abril de 1880, siendo sus padrinos Juan José Álvarez y Juana Dameli de Crocco.
2.2.- Felipe Arturo Mors, nacido el 19 de junio de 1881, bautizado el 17 de setiembre de 1881, siendo sus padrinos Adolfo Perini y Juan Crocco. Había sido bautizado provisoriamente por el dr. Adolfo Perini.
2.3.- Enriqueta Mors, nacida el 28 de julio de 1882, bautizada el 9 de octubre de 1882, siendo sus padrinos Antonio Lauría y Juan de Crocco.
2.4.- Casimira Tecla Otilia Mors, nacida el 4 de marzo de 1886, bautizada el 22 de junio de 1886, siendo sus padrinos José Pianelli y Juana Dameli.
3.- Elisa Catalina Sofía Crocco, nacida el 30 de abril de 1861, bautizada en noviembre de 1861, siendo sus padrinos Juan Bautista Montero y Sofía Montero; casó con Stelio Vatta, italiano, famoso boticario y sanador de la zona de Distrito Sause en el Dto.Paraná; ambos sepultados en el mausoleo del Cementerio de San Benito.
4.- Livia Enriqueta Crocco, nacida el 26 de diciembre de 1870, bautizada el mismo día, siendo sus padrinos Felipe y Enriqueta Crocco; casó con José Roullier.
5.- Felipe Crocco, nacido por 1863, soltero, cochero, sabía leer y escribir (Censo 1895); casado con Jacinta D……
6.- Carlota Crocco; casó con Domingo Basualdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada