"PARA VOLVER A RESPIRAR RAÍCES"

Desde aquí podremos enterarnos de nuestros antepasados, que radicaron en el Departamento Paraná, Provincia de Entre Ríos, Argentina. Cualquier consulta dirigirse a: anibaljusto50@ciudad.com.ar









lunes, 1 de noviembre de 2010

COLONIA SAN JUAN, CORRIENTES. JOAQUÍN ANTILLÉ. N° 02

02.- JOAQUÍN ANTILLÉ
Suizo francés, del Bajo Valais; hermano de Miguel A.; casó con CATALINA SUFIRE; sus hijos fueron:

1.- Celedonia Antillé, suiza, nacida en 1855; casó en Paraná el 27 de abril de 1872 con Antonio Culó, italiano, hijo de Miguel Culó y Julia Pandiani, nacida en 1841, siendo testigos José Culó y Lucía Gatti de Culó.
Joaquín Antillé llegó a Paraná con su hermano Miguel Antillé y junto con Simón Bloc trabajaron en la Quinta del Barón Alfredo Marbais Du Gratty en las inmediaciones de El Brete. El primer antecedente que se rescata es del Protocolo del Escribano Pedro Calderón de Junio de 1863, por el cual, Pedro Salvet, oriundo de Villa Urquiza, declaró deberle a Joaquín Antillé 150 pesos y a José Holser 100 pesos y se comprometió a entregar a Holser ocho vacas con cuatro crías chicas y dos vaquillas de dos años por los cien pesos que le debía y a Joaquín Antillé le entregaría veinticuatro cabezas de ganado vacuno y dos vacas chicas por los 150 pesos adeudados.
El 22 de febrero de 1866, don Luis Wassen, del Distrito María Grande, le dio un carro en posesión a don Joaquín Antillé por una deuda contraída con él el 21 de julio de 1865.
El 13 de noviembre de 1867 Margarita y Ezequiel Larramendi vendieron un campo de pastoreo a Joaquín Antillé y Andrés Waldmer, en Paracao por 200 pesos bolivianos; dicho campo tenía 8 cuadras de frente al Este por 20 cuadras de fondo, lindaba por el Norte con campos que fueron de Toribio Ortiz, por el Sur con campos que fueron de Jacinto Almada, por el Este con una zanja inmediata al terreno que fue de Ubiría y por el Oeste con el Río Paraná (anegadizos).
El 20 de agosto de 1869 don Joaquín Antille junto con Andrés Waldmer le compraron a doña Margarita Larramendi un gran terreno al Sur del ejido de Paraná, por escritura del Esc. Pedro Calderón (Padre). No se puede corroborar si luego de la muerte de Joaquín Antillé producida antes de 1879 en Europa, los herederos hicieron el reclamo de lo que le correspondía por esta compra o en algún momento Antillé le trasfirió los derechos a Waldmer. El 6 de junio de 1871 Margarita Larramendi le otorgó carta de pago a Joaquín Antillé y Andrés Waldmer por compra que le hicieron de un campo en El Saucecito en 21 de agosto de 1869.
Don Joaquín Antillé, (de acuerdo al Nº de Orden 9, Expediente 217, año 1872 del Archivo General de la Municipalidad de Paraná ) el 1º de julio de 1872 solicitó al Jefe Político del Departamento Paraná, Don José María Ortiz, una “chacra al Este de la ciudad de unas 7 cuadras más o menos de frente por una 10 cuadras más o menos de fondo, que linda al Sur con el Camino Real que va para Las Tunas, por el Este con el Arroyo Las Tunas, por el Oeste con Antonio Colón (Culó) y por el Norte con el arroyo La Manga”. Se trataba de 77 cuadras cuadradas, más 15.714 varas cuadradas.
Adquirió esas tierras por remate público del 12 de diciembre de 1874 y el 2 del mismo mes entregó a cuenta 200 pesos bolivianos. Mas adelante abonó 664,64 pesos Fuertes, completando un pago total de 988,87 pesos bolivianos.
Don Joaquín Antillé regresó a Europa y allí murió antes de 1879 sin normalizar este título de propiedad, por lo cual su hija, Celedonia Antillé de Culó, el 19 de febrero de 1979 (al ver la inminente ocupación de tierras de los recién llegados inmigrantes italianos y austríacos) solicitó el título de propiedad a la Municipalidad. Miguel Antillé, hermano de Joaquín, y sus hijos Samuel y Esteban Antille, el 28 de febrero de 1879 se presentaron al municipio renunciando a cualquier derecho y dándole todos los que pudiera tener a la hija de Joaquínn A.: Celedonia Antillé.
El 8 de marzo de 1879 se realizó la mensura oficial de las cinco suertes de chacras ocupadas, la que arrojaron 157 hectáreas, 89 áreas y 34 centiáreas o sea 93 Cuadras cuadradas más 12.869 varas cuadradas, con los siguientes linderos: Al este, del otro lado del arroyo Las Tunas con Catalina Ledesma de Mansilla, al sur, del otro lado del Camino Real a Las Tunas con Raymundo Aguilar, al norte del otro lado del arroyo Manga con Juana Rosa Almada y al oeste, en la horqueta del arroyo Manga al sur con los herederos de Antonio Culó. La población o casa de Joaquín Antillé estuvo a unos 700/800 metros hacia el sur - este de la formación de la horqueta del arroyo Manga.
Celedonia Antillé le vendió algunas parcelas a Antonio Rossier y a Donato Garcilazo, al este de la propiedad y el 26 de agosto de 1879 le vendió el resto a Carlos Castagno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario